Flora

Presentamos una nueva colaboración llena de color de la mano del artista barcelonés Santi Moix, nacida por la admiración de Nani Marquina por su trabajo.

Para esta colaboración, se han escogido obras donde el artista explora el paralelismo entre la vida y la muerte a través de sus flores biomorfas. Su empleo del color va más allá del meramente decorativo, es el recurso con el que potenciar y atenuar ciertos detalles, fijándose especialmente en los in-betweens; aquellos procesos intermedios en las flores, como los momentos antes de su nacimiento, de su explosión de color o de su decadencia.

Backyard es una representación literal de una de las obras de Moix, en la que se ha trasladado la pieza original lo más fidedignamente posible a una alfombra. Su nombre hace referencia al patio de atrás, donde la flora es más salvaje. De ahí que sea un cuadro mural con un planteamiento más desordenado donde se presentan las flores a una escala espectacular. Sus líneas en bajo relieve plasman los esbozos a lápiz de la pintura.

El modelo Promenade es un ejercicio en el que el equipo ha reinterpretado las flores del artista, con un importante trabajo compositivo y de selección de los elementos más significativos sobre un fondo neutro para destacar cada una de las flores, además de una minuciosa búsqueda del equilibrio en la escala de las flores. Contiene hasta 38 colores distintos, un exhaustivo trabajo artesanal.

Los modelos de menor tamaño llamados Bloom son la extracción de las flores de Promenade como piezas independientes. Representan dos momentos en el ciclo de vida de una flor: la marchitación y el florecimiento. Son combinables entre sí y también complementan la colección Colors.

Santi Moix

Santi Moix i Sala nació en 1960 en Barcelona.
Se dedica a la escultura, el dibujo y los grabados desde su estudio en Nueva York, aunque es en la pintura donde encuentra su lugar de reflexión.

Su obsesión es contar historias donde desarrollar su fantasía, sin perder el sentido del humor. Creador polifacético y observador, es un enamorado de la pintura India del siglo XV y encuentra sus fuentes de inspiración en maestros como Delacroix, Velázquez, El Greco, Picasso, Miró, Pollock y Mutzuo Takahashi, además de la literatura.

Con 14 años se fue a estudiar a París y después a Italia, donde conoció a Federico Fellini. En 1981 hizo su primera exposición individual en un pequeño espacio en Sant Cugat del Vallès. Más adelante, en 1986, pudo viajar a Nueva York gracias a la venta de uno de sus cuadros.

Ha realizado exposiciones individuales en Estados Unidos, España, Suecia, Bélgica, Japón y Francia, entre otros. Y en exposiciones colectivas en Reino Unido, Estados Unidos, España, Brasil y Alemania, entre las más destacadas.

Moix logró reconocimiento internacional en 2013 cuando Prada le encargó un gran mural para la tienda en el Soho de Nueva York. Su obra ha sido expuesta en múltiples exposiciones en todo el mundo. En 2018 realizó su famosa
intervención pictórica en la Iglesia de Seuri Dec en 2018. Recientemente ha expuesto en la galeríaPace Prints de Nueva York.

Flora Bloom 2

Modelos de

nani logo

Hand tufted

Se manipula con una herramienta a modo de pistola con la que se van inyectando los hilos sobre un tejido tensado previamente en un bastidor.

  1. Primeramente, se inyectan hilos en las zonas marcadas por el mapping (una plantilla que se usa para pasar el diseño digital al soporte de la alfombra).

  2. Después, se cortan y afeitan los hilos salientes dando la altura de pelo deseada.

  3. Se perfila el dibujo con tijeras o aguja definiendo bien las diferentes áreas del motivo.

  4. Una vez el motivo ya está definido, se apresta la parte posterior a los hilos inyectados aplicando una capa de látex para que los hilos queden sujetos a la estructura.

  5. Finalmente, se aplica de un tejido a modo de forro dándole un acabado de calidad.

Esta técnica permite formas curvilíneas, distintas alturas de pelo , además de la aplicación de diferentes colores en una misma alfombra.

Alta densidad y durabilidad.