Hayon x Nani

Como si de un regalo para los 30 años de la marca se tratara, Hayon x Nani es una colección onírica, alocada y con gran sentido del humor.

Gracias a la técnica del hand tufting -en el que una pistola accionada manualmente inyecta trozos de lana- se consiguen unos trazos intuitivos y fluidos así como una composición orgánica. En definitiva una fiel reproducción del boceto original del diseñador.

A primera vista, una maraña caótica de colores y formas invade la alfombra. Sin embargo, al observar atentamente descubriremos el imaginario de Jaime Hayon: tortugas, labios manos, taburetes, peces, hombre-pájaro…

Jaime Hayon

Nacido en Madrid en 1974, Jaime Hayon puede presumir de una de las carreras más brillantes de la historia reciente del diseño contemporáneo. Aunque se formó en Madrid su ciudad natal, se forjó como diseñador con Fabrica, el vivero de la creatividad dirigido por Benetton cerca de la ciudad italiana de Treviso. Con apenas tenía 24 años trabajó bajo las órdenes de Oliviero Toscani, quien pronto lo pondría a cargo del departamento de diseño.

En 2004, Hayon decidió desarrollarse por su cuenta, así que se instaló en Barcelona y empezó a trabajar en varios proyectos, además de exponer su trabajo más personal en galerías de arte. Su exposición titulada Mediterráneo Barroco Digital, en la Galería David Gill de Londres, y la colección de baños que diseñó para ArtQuitect marcaron el inicio de su meteórico ascenso internacional, establecido con la colección Showtime de BD y su posterior trabajo con compañías como Metalarte, Camper, Lladró, Bisazza, Swarovsky y Moooi.

Hayon x Nani Tapiz

Modelos de

nani logo

Hand tufted

Se manipula con una herramienta a modo de pistola con la que se van inyectando los hilos sobre un tejido tensado previamente en un bastidor.

  1. Primeramente, se inyectan hilos en las zonas marcadas por el mapping (una plantilla que se usa para pasar el diseño digital al soporte de la alfombra).

  2. Después, se cortan y afeitan los hilos salientes dando la altura de pelo deseada.

  3. Se perfila el dibujo con tijeras o aguja definiendo bien las diferentes áreas del motivo.

  4. Una vez el motivo ya está definido, se apresta la parte posterior a los hilos inyectados aplicando una capa de látex para que los hilos queden sujetos a la estructura.

  5. Finalmente, se aplica de un tejido a modo de forro dándole un acabado de calidad.

Esta técnica permite formas curvilíneas, distintas alturas de pelo , además de la aplicación de diferentes colores en una misma alfombra.

Alta densidad y durabilidad.

Proyectos con

Los proyectos son la recompensa a nuestro trabajo. Esto significa que hay un equipo de profesionales que han escogido nuestro producto para definir ese espacio.