Stone-wool

Alfombras pequeñas con diseño original y forma orgánica.

Piedras de lana que, afortunadamente, nunca nadie arrojará contra nadie. Piedras de lana que recorren los pavimentos de un hogar actual y familiar, que buscan la diferencia a través de los referentes naturales.

En esta serie también se juega con la paradoja, creando suaves guijarros de río con cantos rodados que se adaptan a largos pasillos.

Sus contornos irregulares y su repertorio de colores hacen posible combinaciones oscilantes, sobre las que saltar de piedra en piedra, como si bajo su superficie hubiera un arroyo para cruzar.

Sus tonos tierra se adaptan a cualquier estilo decorativo, huyendo de las modas y aferrándose a lo más básico de nuestro mundo.

Diego Fortunato

Durante los últimos treinta años, Diego Fortunato ha desarrollado una reputación internacional por su arte conceptual y por sus muy variados diseños industriales, fabricados por muchas de las principales marcas del mundo.

Fundó su primer estudio de diseño en Barcelona en 1995, y su estudio de diseño en Londres lo siguió en 2011. Los artefactos de iluminación, mobiliario urbano, alfombras, tapizados y objetos de edición limitada del diseñador argentino residen entre el diseño industrial, la escultura y el arte conceptual.
Aparentemente simples, pero meticulosamente detallados, muestran su búsqueda constante de fórmulas en lugar de meras formas.

Fortunato intenta transmitirnos la historia detrás de su trabajo y, a veces, su sentido del humor fantasía.
Sus diseños atemporales se han convertido en best-sellers a lo largo de los años.

Stone-wool Little 9

Modelos de

nani logo

Hand tufted

Se manipula con una herramienta a modo de pistola con la que se van inyectando los hilos sobre un tejido tensado previamente en un bastidor.

  1. Primeramente, se inyectan hilos en las zonas marcadas por el mapping (una plantilla que se usa para pasar el diseño digital al soporte de la alfombra).

  2. Después, se cortan y afeitan los hilos salientes dando la altura de pelo deseada.

  3. Se perfila el dibujo con tijeras o aguja definiendo bien las diferentes áreas del motivo.

  4. Una vez el motivo ya está definido, se apresta la parte posterior a los hilos inyectados aplicando una capa de látex para que los hilos queden sujetos a la estructura.

  5. Finalmente, se aplica de un tejido a modo de forro dándole un acabado de calidad.

Esta técnica permite formas curvilíneas, distintas alturas de pelo , además de la aplicación de diferentes colores en una misma alfombra.

Alta densidad y durabilidad.