Vegetal

La colección Vegetal concentra la esencia de la naturaleza, tejida manualmente con un fibra biodegradable como el yute, rústica y suave. Un dhurrie sencillo que reivindica la belleza de los objetos básicos que nos rodean, acercando el mundo natural al hogar.

Nani Marquina

Tras estudiar diseño industrial en la Escuela Massana de Barcelona y comprobar el éxito que despertaban sus primeros diseños textiles realizados por encargo, Nani Marquina se embarcó en la, por aquel entonces, desconocida carrera de diseñadora industrial.

Fiel a sí misma e intuyendo los resultados que podían cosechar sus diseños, a pesar de las dificultades de aquella época, en 1987 creó su propia empresa. Nació nanimarquina como marca dedicada al diseño, edición y distribución de alfombras y artículos textiles para el hogar cuyos principios se sustentaron en valores como la observación, la innovación, las emociones y la capacidad de contemporizar las tradiciones artesanales.

Desde sus inicios Nani Marquina prestó especial atención y esfuerzos en la investigación de materias primas y en los procesos de manufacturación; factores que enriquecieron el valor estético de sus diseños, razón principal del éxito comercial de la marca. Además, gracias a su actitud visionaria, Nani Marquina incorporó en su catálogo colecciones de diseñadores externos de renombre internacional, siendo la primera editora de diseño textil que apostó por el concepto de alfombras de autor.

En 1993 Nani Marquina emprendió su aventura empresarial más atrevida: desplazó su producción al norte de India. La incorporación de la artesanía y la tradición como nuevo concepto de diseño diferenció y caracterizó a la marca. Se exploraron e incorporaron nuevos caminos de producción mediante las prácticas artesanales, otorgando un carácter único a sus diseños.

En el año 2002 se incorpora a la gestión de la compañía la segunda generación de la familia, consolidando así su crecimiento y expansión internacional. Llegan los reconocimientos internacionales a sus productos, a la empresa y a Nani Marquina. Entre los premios obtenidos, en el 2005 recibe en Premio Nacional de Diseño y el Premi Cambra a la Gestió Empresarial, así como varias nominaciones en distintas ediciones de los Premios Príncipe Felipe a la Excelencia Empresarial. Recientemente Nani Marquina ha recibido el International Women Entrepreneurial Award de la Cámara de Comercio de Manhattan, un premio a su persona que se suma al Premio FIDEM a la Mujer Emprendedora del 2007. Ha sido presidenta de ADP (Asociación de Diseñadores Profesionales) y de la Red (Reunión Empresas de Diseño).

Actualmente, desde principios de 2014, es la presidenta del FAD (Foment de les Arts i Disseny), en Barcelona.

Ariadna Miquel

Barcelona, 1979. Graduada en diseño industrial por Elisava, Escola Superior de Disseny.

Su proyecto final de estudios obtiene la puntuación de excelente y posteriormente es premiado con la Medalla Adi Fad 2002 (Foment de les Arts i el Disseny). A través de workshops participa en proyectos para empresas como Alcatel o Bormioli Rocco y también forma parte de la exposición Reflexus, con Ingo Maurer en el Centre d´Art Santa Mònica y de la instalación Flux Mundis para el MNAC, Museu Nacional d´Art de Catalunya.

Tras colaborar en los estudios de Martín Azúa y Emiliana Design Studio (Ana Mir + Emili Padrós), desde 2003 forma parte del equipo interno de diseño de nanimarquina donde lleva a cabo el desarrollo de las colecciones de la marca y de los colaboradores externos.

Su interés por los materiales textiles y la curiosidad por las técnicas de producción, le permiten aportar innovadoras texturas y a su vez aprender a aplicar el color. En nanimarquina, acompaña los proyectos hasta su producción, de la mano de los proveedores fabricantes y artesanos. Durante 2008 y 2009 fue miembro de la Junta directiva de Adi Fad.

Vegetal Granate

Modelos de

nani logo

Hand loomed

Manufactura en telar accionado manualmente. El hilo se sujeta a la urdimbre enrollándolo alrededor de una varilla que determina la altura del pelo de la alfombra.

Esta técnica permite un amplio abanico de acabados, desde diseños simples y finos con pelo cortado o bucle hasta texturas más elaboradas insertando diferentes materiales.