Entrevista con Jaime Hayon

"Trabajar con nanimarquina es un placer. Se trabaja desde el respeto y la admiración mutua. El conocimiento del material, la variedad de técnicas y el trabajo cercano con el artesano es palpable en el resultado de las alfombras”

¿El dibujo utilizado, lo creaste específicamente pensando en que sería una alfombra? Y si no, ¿qué te hizo pensar que funcionaría bien como alfombra?

Es un dibujo libre, en línea con lo que trabajo en mis sketchbooks, considere en su disposición, que fuera interesante desde todos los puntos de vista, es decir, que funcionase en una alfombr

Eres un dibujante compulsivo, ¿de dónde surgen tus personajes? En concreto, ¿cuáles la historia de las figuras que hay en este dibujo, y su personalidad?

Hay infinitos personajes que forman parte de mi imaginario. Van cambiando, evolucionando, según mis intereses del momento. Hay personajes más entrañables, otros más irónicos, algunos llegan a dar miedo en alguna ocasión. En todos los casos, lo que me interesa la emotividad que logran transmitir.

Del sketch al producto, ¿qué sucede cuando uno de tus dibujos personales, pasan a convertirse en un objeto? ¿A ser compartidos e interpretados por otros?

Esto sucede en casos muy excepcionales únicamente donde el formato, material y utilidad son ideales para trabajar la emotividad desde lo figurativo. El caso de las alfombras para Nani es uno de estos formatos perfectos donde puedo trabajar con absoluta libertad, como en un cuadro o un tapiz.

Comparándola con la primera colección, podríamos decir que esta es una propuesta más silenciosa, con menos líneas, menos personajes y un uso del color más comedido. ¿Cómo ha evolucionado tu obra, es este un rasgo común en otros de tus trabajos actuales?

Quería aportar un lenguaje distinto, capaz de integrarse a otros ambientes de carácter mas serenos. Más que la evolución de mi obra, se trataba de complementar nuestra colaboración y ampliar el rango de uso.

Es la segunda vez que trabajas con Nani ¿Qué destacarías de la colaboración con nanimarquina?

Trabajar con nani es un placer. Se trabaja desde el respeto y admiración mutua. El conocimiento del material, la variedad de técnicas y el trabajo cercano con el artesano es palpable en el resultado de sus alfombras.