Select language

Eliminación de manchas comunes

Hay que actuar siempre con rapidez. No dejar nunca que la mancha se seque.
Si se derrama un líquido sobre la alfombra, absorberlo rápidamente con papel de cocina o con un trapo blanco limpio.
Las manchas sólidas deberán rascarse cuidadosamente con la punta de un cuchillo o una cuchara.

Posteriormente, seguir las indicaciones según el tipo de mancha, tal y como se indica en el siguiente apartado.

 

• Tratar siempre las manchas desde el borde exterior en dirección al centro para evitar que éstas se extiendan.

• En caso de aplicar un producto limpiador, emplear poca cantidad para evitar mojar en exceso la felpa. Entre una aplicación y otra, absorber con papel de cocina o con un paño de tela limpio.

• Actuar mediante ligeras presiones. De lo contrario, el frote y la fuerte fricción deformarían la felpa.

• Aclarar la zona afectada con agua limpia templada y colocar papel absorbente blanco sobre el área tratada, poniendo algo de peso encima hasta que se seque.

• Los líquidos no suelen producir manchas permanentes si se actúa con rapidez y de forma adecuada. Aún así, existen ciertos líquidos más agresivos y muy difíciles de eliminar como el café, té, algunos zumos de fruta, la tinta y el vino tinto. La penetración dentro de la fibra es más rápida y permanente cuando se trata de un líquido caliente o ácido.

• Los residuos dejados por el quemado de cigarrillos deben eliminarse frotando la parte carbonizada con una superficie dura como el canto de una moneda o un cuchillo. Posteriormente, pasar el cepillo.