Select language

Care and cleaning natural – Nettle

Hay un mito que señala que las alfombras son, en general, muy bonitas pero difíciles de limpiar.
Con la información que exponemos a continuación verás que la limpieza de las alfombras no es en absoluto complicada y puede realizarse sin invertir ni mucho dinero ni mucho tiempo.

Y recuerda que si haces un buen mantenimiento de tu alfombra nanimarquina, ésta puede durar una eternidad!

Consejos generales

Todas las alfombras, cuando son nuevas, tienden a formar pelusa y desprender algo de pelo durante las primeras semanas. Para eliminarlo, pasar el aspirador (mejor con ruedas en la boquilla) en dirección a la felpa.

No usar nunca un aspirador de agua/aire para la lana.

Si, por accidente, algún hilo sobresaliera de la superficie de la felpa, no tirar de él. Cortarlo al mismo nivel que el resto.

Se recomienda pasar el aspirador entre una y dos veces por semana.

El mantenimiento de las alfombras de bucle debe realizarse con aspiradores sin cerdas rotatorias. La última pasada siempre deberá ser en la dirección de la felpa.

Para eliminar una mancha hay que actuar rápidamente. La mayoría de manchas son fáciles de eliminar siempre que se actúe de forma inmediata. Evitar que las manchas se sequen.

No llevar las alfombras a la tintorería con demasiada frecuencia. En caso de que resulte imprescindible, asegúrense siempre de que se trata de una tintorería especializada, de su máxima confianza, que garantice una correcta limpieza.

Si necesita hacer una limpieza profunda de la alfombra, puede usar sal a modo de desinfectante. Esparcir una capa de sal sobre la superficie de la alfombra y enrollarla. Mantenerla un tiempo así. Después, cuando al abrirla, pasar el aspirador para eliminar los granos de sal y la suciedad.