Chillida

Homenaje de Nani Marquina a Eduardo Chillida; un acercamiento al arte. “El arte está ligado a lo que no está hecho, a lo que todavía no creas. Es algo que está fuera de ti, que está más adelante y tú tienes que buscarlo.” Eduardo Chillida.

La obra artística de Eduardo Chillida (1924-2002) representa en la actualidad uno de los máximos exponentes de las artes plásticas de la segunda mitad del siglo XX. Este año nanimarquina ha creado la colección Chillida basándose en una selección cronológica de sus obras pictóricas, desde la Figura Humana de 1948, pasando por el dibujo Tinta de 1957 y la obra Collage de 1966 que reflejan el proceso de trabajo previo a su obra más conocida, el Peine del viento de San Sebastián.

También incluye un dibujo de sus famosas manos: Mano de los años noventa y el trabajo de Gravitación de 1994 dónde creo una nueva forma de relieve, un relieve escultórico hecho con papel. Toda esta obra ha sido traducida en alfombras con su máxima exactitud, todas ellas hechas a mano y utilizando diversas técnicas y distintos materiales como la lana, la seda, el moer, para dar texturas y mostrar la esencia de su obra y ofrecer el valor que se merece.

Eduardo Chillida

Eduardo Chillida nace el 10 de enero de 1924 en San Sebastián.

En 1943 se traslada a Madrid para cursar estudios de Arquitectura, sin embargo en 1947 decide abandonar la carrera para entrar a dibujar en el Círculo de Bellas Artes. Al año siguiente, marcha a París dónde se inicia en la escultura, exponiendo una obra en el Salón de Mayo. En 1951, tras su boda un año antes con Pilar Belzunce se instala en Hernani donde descubre el hierro, y realiza su primera obra en ese material, Ilarik.

Tres años más tarde, tiene lugar su primera exposición individual en Madrid en la Galería Clan y se inicia en la obra pública con las puertas de la Basílica de Aranzazu. En 1958 recibe el Gran Premio Internacional de Escultura de la 29 Bienal de Venecia, una puerta para recibir casi todos los premios existentes a lo largo de su vida, de la Bienal al Kandinsky en 1960, del Wilhelm Lehmbruck, 1966 al Kaissering alemán en 1985, del Príncipe de Asturias en 1987 al Premio Imperial de Japón en 1991.

Su obra está presente en más de 20 museos de todo el mundo, y se han celebrado exposiciones en diversas ciudades como Berlín, Londres o Nueva York. La obra pública tuvo una gran importancia en su trayectoria artística, tiene más de 40 esculturas repartidas por diferentes lugares del mundo. En 1972 realiza Lugar de Encuentros III, hoy en el Paseo de la Castellana en Madrid, Campo Espacio de Paz para Lund (Suecia), o Elogio de la Arquitectura II en Palma de Mallorca. En 1973 se coloca en Teherán la Estela para Pablo Neruda. 1976 es el año de la instalación del Peine del viento XV en San Sebastián.

Durante la década de los 80 se suceden las obras, Gure Aitaren Etxea en Gernika 1984, La Casa de Goethe en Frankfurt 1986, el Elogio del Agua en Barcelona 1987, De Música en Dallas 1989, etc. En 1990 realiza Elogio del Horizonte en Gijón mirando al mar, a lo desconocido y dos años más tarde la escultura Monumento a la Tolerancia se inaugura en el Muelle de la Sal en Sevilla. En el año 2000 se inaugura el Museo Chillida-Leku, lugar donde actualmente descansa gran parte de su obra en diálogo continuo con la naturaleza.

Eduardo Chillida fallece el 19 de agosto de 2002 en San Sebastián sin ver concluido su gran sueño, el proyecto Tindaya, una obra pública en el corazón de la montaña.

Por qué una alfombra

¿Sabías que las alfombras son de los pocos elementos, junto a la cerámica, que han acompañado al hombre desde la prehistoria a nuestros días, conservando técnicas milenarias?